Go to Top

9 de abril de 2011

Otro productivo e histórico día para el órgano de Callosa d’en Sarrià. Las personas colaboradoras han sido: Fátima Ruiz, José Vicente Calvo, José Vicente Fuster, Iván Ferrando, Josep María Berenguer y más tarde han venido María Fuster y Luisa Santa María.

Trabajos realizados: El jueves pasado recogimos los nuevos pomos hechos en boj de la tierra, de primera calidad y artesanalmente. Los originales están tintados y los nuevos están al natural pulidos. Hemos tratado los tiradores con cera y con protector, posteriormente hemos colocado los pomos de los ruiseñores y de las campanillas.

   

Más tarde hemos decidido sustituir el tirador y el pomo del antiguo trémolo ya que además de estar hecho de manera burda estaba partido por el centro. Este tirador accionará en lo sucesivo la campanilla para avisar al manchador con la etiqueta de “Ayre”

También hemos sustituido los tornillos de metal que sujetan la ventana de la consola por unos pequeños pasadores de madera hechos por nosotros a mano.

              

 Al poco ha venido nuestro gran carpintero con la ya restaurada puerta de acceso a la cadereta. La hemos subido por la balaustrada y la hemos limpiado y tratado.

   

    

José Vicente Calvo ha colocado las Bisagras antiguas que compramos en el rastro de antigüedades aunque hemos aprovechado una de las hojas de bisagra original que quedaba en la puerta. La hoja de la bisagra original de abajo la hemos tenido que eliminar pues estaba partida.

 

Posteriormente el señor carpintero ha injertado unos trozos de madera en algunas mutilaciones del marco y hemos encerado y tratado el dicho marco. Tenemos que recordar a todos que, para los que hemos tenido que cargar con la puerta de acceso a la cadereta en innumerables ocasiones, ha sido impresionante comprobar que en lo sucesivo se podrá abrir con sus propias bisagras y simplemente asiendo con suavidad de su tirador.  También hemos colocado definitivamente el pequeño tirador de bronce.

   

    

 Joan Benimeli, el herrero, nos ha traído el muelle de latón con la campanilla para avisar al manchador y lo hemos colocado en el lugar adecuado.

   

 Para colofón hemos encolado parte de la piel de uno de los fuelles.

 La semana que viene más. ¡Un día maravilloso!. Después de casi treinta años cargando la puerta de acceso a la cadereta ahora se puede abrir correctamente tirando de su pomo.